Lo más importante aquí es reconocer esas zonas de nuestro rostro que quisiéramos resaltar y cuales en cambio nos gustaría disimular; hay una «regla» básica en el maquillaje que todas debemos conocer y es que los tonos oscuros ayudan a profundizar, ocultar y/o disimular la zona y los tonos claros iluminan, exaltan y llaman la…