El cansancio, una fiesta, un evento o una noche con pocas horas de sueño, pueden traducirse al día siguiente en una piel opaca, ojeras y en algunos casos, en uno que otro barrito que nos hace arrepentirnos de esa noche anterior, pero como lo que menos queremos es andarnos con culpas decidimos compartirles algunos tips…